Comprar coches embargados en España

Para muchos comprar coches embargados representa toda una oportunidad de conseguir coches baratos pero hay que saber antes algunos aspectos importantes.

Esto vehículos habitualmente sufren embargos porque sus dueños tienen alguna deuda con ayuntamientos, Seguridad Social, Agencia Tributaria, judgados, etc.

Por esta razón hay que tener mucho cuidado porque probablemente haya una numerosa parte de impuestos atrasados y que el Estado u otros organismos intenten a toda costa cobrar dichos importes.

También puede suceder que se traten de coches embargados hacia particulares donde determinadas entidades financieras o bancos piden a un juez el embargo de un automóvil en situaciones de impago por parte de un determinado cliente.

La compra de coches embargados se ha convertido actualmente en una práctica popular en plena época de crisis porque se pueden lograr los más importantes descuentos sobre el precio de venta final, a veces de incluso el 50%.

Lo más habitual será que esta clase de vehículos se puedan comprar mediante subastas, siendo la de la Seguridad Social, una de las más famosas.

¿Se puede vender un coche embargado?

La DGT permite hacer una transferencia de un coche aunque tenga cuente con un embargo pero siempre y cuando el vendedor del vehículo comunique al comprador dicha circunstancia específica.

Si no lo hace esta compra venta podrá considerarse como una estafa así que obligatoriamente habrá que dejarlo todo bien informado por escrito, siendo ambas partes conscientes del embargo.

Desde ese momento, la operación pasa a ser la convencional en un cambio de titularidad.

Aunque sí podamos comprar coches embargados en España, no vas a encontrar apenas publicidad sobre las distintas subastas ya que no da buena imagen que un banco o entidad financiera ofrezca anuncios públicos sobre los embargos de coches a la venta disponibles.

coches embargados españa

Algo que no debe realizarse nunca es vender o traspasar un vehículos sobre el que haya un precinto porque al estar inmovilizado tampoco tiene permiso alguno para circular, darlo de baja, etc.

Otro dato importante que debes conocer es que hasta que se ordena el precinto de un vehículo, el dueño puede continuar usándolo así que es el único responsable existente.

Cuando finalmente el coche se traspase a otro propietario mediante subastas u otros mecanismos, éste asumirá la responsabilidad.

Por lo tanto mientras llega la compra, sus dueños tendrán que continuar pagando los impuestos, seguros o multas correspondientes el seguro del coche aunque el vehículo está ya precintado y no lo pueda conducir.

Si tienes pensado comprar un coche de segunda mano, no olvides solicitar un informe de tráfico completo actual mediante la DGT.

Con el uso de este documento podrás averiguar si realmente la persona que vende el vehículo es su propietario o su hay cargas pendientes que te puedan reclamar posteriormente.

¿Dónde comprar coches embargados?

Existen dos entradas básicas de coches embargados, las administraciones públicas y el el sector privado (bancos, negocios financieros, etc).

Respecto a las subastas públicas, podemos encontrar alguna información visitando los sitios web oficiales o leyendo en boletines oficiales, donde deberán incluirse las condiciones de subasta. 

Para terminar si te estás preguntando cómo comprar coches coches con embargos, algunos de los sitios más populares son:

Vehículos embargados del Ayuntamiento.

Juzgados: Son vehículos incautados mediante algunos procedimientos administrativos o penales. La venta de estos coches embargados se publica mediante el BOW, páginas web especializadas o el mismo portal web de la Administración de Justicia.

Vehículos del plan nacional sobre drogas: Aquí se ponen a la venta mediante subastas los coches requisados en operaciones policiales u otras intervenciones.

Vehículos con embargo de la Seguridad Social: Otra organismo español que hace un par de pujas cada año donde se pueden conseguir verdaderas gangas.

Coches embargados por bancos: Como ya dijimos en otro apartado son bastante frecuentes este tipo de subastas pero de igual forma son poco accesibles a la mayoría de la ciudadanía.

Hacienda: Otra excelente opción ya que la Agencia Tributaria también se dedica a subastar vehículos embargados mediante lotes.

Todas las ventas son en persona aunque siempre se permite pujar por internet cómodamente.

No olvides que estos vehículos son puestos a la venta como se entregan así que hasta hacer el pago no sabrás realmente el estado del coche embargado.

Procura disponer de un dinero extra para hacer frente a posibles gastos al no tener garantía alguna.

Otro artículo útil es cómo reclamar en Aliexpress fácilmente.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *