zapatos que aprietan

Qué hacer para que los zapatos no aprieten

A todos nos encanta comprar unos zapatos nuevos pero a veces nos quedan demasiado ajustados y molestar bastante al andar o llevarlos puestos.

Tranquilo porque queremos ayudarte con algunos de los mejores trucos o consejos para hacer que los zapatos no aprieten.

Está claro que el mejor consejo será usar un zapato de medida que esté preparado especialmente para ti y tu talla.

Además con ello conseguirás mantener una buena salud y cuidado de tus pies porque utilizar un calzado muy prieto o ajustado puede ocasionar muchas molestias.

Te adelantamos mediante un vídeo alguno de los consejos más importantes para combatir los zapatos prietos.

Se trata de estar cómodo con tu calzado en el día a día evitando así ampollas u otro tipo de problemas importantes.

Aunque cuando acudimos a una tienda física o compramos por internet alguno de los muchos modelos disponibles, todos conocemos qué talla de calzado utilizamos.

De todas a veces puede ocurrir que los zapatos aprieten por la forma de su horma y un buen consejo es comprar el calzado por la tarde, que será cuando tus pies estarán mucho más dilatados, comprobando fácilmente si nos queda muy justo o no.

Pero si tienes este problema tan habitual, debes saber que existen

Trucos para evitar los zapatos prietos

Aunque hay diversas formas para solucionar este problema, a veces son métodos demasiado agresivos que pueden dañar al calzado.

Poner tiras de silicona

Puedes pegar tiras de silicona en el interior del zapato, en los lados o en la parte de abajo en todas las partes donde sientas molestias o rozaduras.

Con ellas muy probablemente reducirás las zonas de contacto al mantener el interior blando del calzado.

Puedes adquirir estos productos tan útiles a través de tiendas especializadas o farmacias.

Usar productos químicos especiales

Si no sabes que hacer para que los zapatos no aprieten puedes recurrir al uso de algunos productos químicos que ayudan a evitar la presión e incluso a ensancharlos.

Lo que logran básicamente será agrandar la piel del zapato fácilmente y los puedes encontrar en muchas tiendas online o zapaterías físicas tradicionales.

Dentro de ellos podemos destacar los famosos dilatadores en spray que bastará con seguir al pie de la letra las normas de uso.

Otra excelente forma para que tus zapatos no te aprieten es con la sustancia conocida como alcohol isopropílico.

zapatos que aprietan

Consiste en llenar un pulverizador con este líquido y echarlo sobre las zonas exteriores de los calzados que estén prietos.

Luego deberás colocártelos justo tras acabar al mismo tiempo que el alcohol poco a poco se irá secando.

En la mayoría de las ocasiones comprobarás como el zapato se irá estirando, ajustándose perfectamente a tu pie.

Utilízalos de noche

Cuando nuestros zapatos te molestan o se te hace demasiado incómodo llevarlos puesto, procura utilizarlos en tu casa.

En ocasiones, ponértelos de noche logra suavizarlos hasta el punto de conseguir que queden cómodos.

Emplear calcetines y un secador

Otro de los mejores métodos que funcionan será llevando unos calcetines gruesos y abrochando el calzado.

Luego pasa un un secador de pelo durante aproximadamente 20 a 30 segundos en la partes más estrechas y donde sientes más presión.

Utilizar potencia media manteniendo el secador en movimiento para no quemar o secar mucho la piel o tejido, provocando hasta desperfectos o roturas.

El truco del congelador

Si nada de lo anterior te da buenos resultados no descartes nunca probar suerte con otro excelente método para hacer que los zapatos no aprieten demasiado o nos causen molestias.

Sería introducir el zapato en una bolsa de plástico y dejarlo en el congelador durante una noche entera.

Luego deberás sacarlo justo en el momento de ponértelo y ya podrás caminar confortablemente al agrandar zapatos fácilmente con este truco casero muy recomendable.

El método de la patata pelada

Tienes que pelar una patata intentando siempre conseguir la forma de la puntera de tu zapato (parte delantera del calzado). Luego seca la patata usando una toalla de papel e introdúcela durante toda una noche.

Al igual que el resto de trucos caseros vas a poder conseguir estirar los zapatos de una forma sencilla, rápida y barata.

Hacer una reparación del calzado

Como última solución también puedes acudir a un profesional y experto en hacer reparaciones de todo tipo de calzado.

Por un precio módico, tendrás la garantía y seguridad de evitar que unos zapatos aprieten con la ayuda de una máquina o tratamiento especial.

Como ves tendrás a tu disposición distintas maneras de evitar rozaduras, aunque recuerda comprar un modelo que te queden cómodos porque así no deberás hacer nada a la hora de que tus zapatos no aprieten o resulten prietos.

Descubre otras entradas fantásticas como las mejores fechas para comprar online más importantes.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *