Consejos para comprar una cinta de correr

Los beneficios de comprar una cinta de correr para nuestra salud y estado físico son bastante numerosos así que no nos extraña que cada vez más personas se apunten a la práctica de un deporte como el running.

En este sentido resultan fundamentales las cintas de correr, tanto para los corredores que desean seguir entrenando durante el invierno como para cualquier tipo de persona que quiere mantenerse en forma fácilmente.

En el mercado existe un amplio catálogo de cintas para correr baratas y de todos los modelos o características por lo que resulta fundamental conocer cual es la cinta de correr ideal para nuestras necesidades personales.

Estos dispositivos se venden muchos en establecimientos físicos o mediante tiendas online ya que son una de las máquinas de cardio que más calorías consiguen quemar.

Básicamente al comprar una cinta de correr vamos a poder adelgazar el tren inferior, porque son ideales para quemar grasa acumulada en las piernas.

También las usa toda persona que pretenda mantenerse en forma y hacer ejercicio cómodamente en su propia casa.

Tipos de cintas para correr

A pesar de que podemos encontrar marcas y modelos de todo tipo, la realidad es que tenemos a nuestra disposición modelos en cinta para caminar o para correr, según la función principal.

Cinta sin motor: Funciona mediante la propia propulsión que la persona aplica sobre su superficie.

No requiere de una conexión eléctrica, por lo que no consumirá nada de electricidad. Hay que tener claro que no permite correr sobre ella, teniendo superficies de tapiz muy estrecha.

consejos para comprar una cinta de correr

Cinta con motor: Estás máquinas sí se activan de manera automática, al apretar sobre el botón Inicio o Start o elegir aquella velocidad a la que deseas caminar o correr, ya que permite ambas opciones al mismo tiempo.

Lo más recomendable será comprar cintas de correr baratas o de cualquier precio que consideremos oportuno que disponga de ambas funciones para sacar el máximo partido, una vez esté en nuestra casa.

Cómo elegir una cinta de correr perfecta

Pues bien antes de nuestra decisión final de comprar, conviene tener en cuenta distintos factores fundamentales para hacer la mejor compra posible.

A continuación te detallamos los aspectos básicos en los que debes fijarte antes de comprar una cinta para correr.

Superficie y tamaño

Está claro que no todos disponemos del mismo espacio disponible en nuestro hogar, pero tranquilo porque existen diversos modelos con tamaños según necesidades e incluso algunas plegables.

El mínimo de medidas que deben ofrecer será de 120x40cm, ya que menos podrá resultar muy incómodas a nivel general.

Lo ideal es elegir un tamaño de 135×45 como normal general o de 145×55 para aquellas personas más altas.

Las longitudes de la superficie y dimensiones de la cinta de correr son imprescindibles porque según tu propia altura podrás estar más cómodo en una cinta para correr u otra al tener zancadas distintas.

A modo de ejemplo, un corredor más alto ( aproximadamente unos 1,80 cm ) requerirá de una superficie con al menos 46 x 130 cm, mientras que otro con estatura media podrá comprar cintas de correr con medidas 42 x 127 cm.

También será fundamental mirar bien que sea de fácil montaje e instalación.

Seguridad

Todos los modelos que se venden en la actualidad deberán disponer de una llave de seguridad que se agarra a tu ropa y desactiva la cinta cuando se cae el suelo u ocurre algo inesperado.

Inclinación

Las cintas de correr deberán estar inclinadas entre un 8% y un 15%, para conseguir los mejores resultados al ofrecer una mayor resistencia y quemar una cantidad de calorías más elevada.

Algunos modelos cuentan con un motor para cambiarlo automáticamente mientras que las de tipo plegables, lo harán de manera manual.

Para los usuarios más inexpertos o principiantes, recomendamos siempre andar o caminar con un ángulo de inclinación entre un 12% y un 15%.

Velocidad

Demasiadas ocasiones, al comprar una cinta de correr barata, vamos a tener una velocidad máxima y potencia total poco eficientes para entrenar como realmente necesitamos.

Tómate el tiempo oportuno para encontrar cintas para correr de calidad que ofrezcan las mejores prestaciones, garantías y por supuesto a precios competitivos.

Los corredores amateurs podrán utilizar un modelo con una velocidad máxima de 12 km/h pero si requieres entrenamientos más intensos, uno de los mejores consejos será comprar aquellos modelos que lleguen a los 16 km/h.

Amortiguación

Los dispositivos de amortiguación permiten al corredor aguantar unos impactos mejores y proteger todas sus articulaciones contra todo tipo de problemas.

El mismo deslizamiento de la cinta para correr en sentido contrario frena parcialmente el uso de determinados músculos (glúteos) y ligamentos, pudiendo así aparecer molestias en nuestra espalda y los flexores de cadera, al igual que sobre el tibial.

Además, será necesario correr con unas buenas zapatillas deportivas o para practicar el running.

Uso de pantalla

No todos los modelos que se venden actualmente tienen una pantalla táctil ( o normal ) aunque muchas incorporan programas de entrenamientos diseñados para lograr distintas metas.

Los consejos para comprar una cinta de correr con estas características o funciones extra hablan de beneficios que van desde la propia pérdida de peso a entrenamientos para resistencia.

Como resultado el ejercicio será mucho más ameno y estaremos mucho más motivados para superar nuestros objetivos o marcar un ritmo concreto, controlar el tiempo en todo momento, distancia o frecuencia cardíaca.

Programas de entrenamiento

Los programas de entrenamiento vienen de forma estándar con algunos modelos al comprar cintas de correr con buenas prestaciones.

Esto será una opción realmente útil ya que dichos programas para entrenar están ya diseñados para conseguir un óptimo fondo físico, permitiendo ahorrar fuerzas.

Así estaremos mucho más concentrados en el propio ejercicio físico y no tendrás que mantener tu atención a las modificaciones de entrenamiento.

Cuando seleccionas un programa concreto, la cinta de correr cambiará su velocidad e inclinación de manera automática para que tu única preocupación sea la de correr correctamente.

También, debes saber que hay cintas para correr con conexión a dispositivos de terceros, que tiene conexión a internet o con opciones para escuchar música o sintonizar emisoras de radio mientras la usamos.

Recambios y Servicio Postventa

Por último otros de los aspectos a considerar y consejos importantes antes de comprar una cinta para correr es que la marca ofrezca un buen servicio postventa.

Esto incluye que si una pieza viene defectuosa o con problemas y en el futuro quieres comprar accesorios o componentes, no tengas dificultar alguna para encontrarlos.

Al ser una máquina de grandes dimensiones, hará falta que un técnico se desplace a nuestra casa por lo que evita marcas no fiables o con una mala reputación.

Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *